La casta renacida de catalanes y vascos


Durante la visita oficial que hizo Jordi Pujol a Galicia, en marzo de 1984, le acompañé a Pontevedra y Vigo. Un día entero de viaje que me dio la oportunidad de conversar con él de lo divino y lo humano, ya que todo le interesaba -y de todo sabía- aquel político extraordinario, lamentablemente derrumbado. Y allí le oí decir, por primera vez, que «para Cataluña es más importante el hecho diferencial que las competencias». En el marco del debate territorial de entonces, discrepé de dicha posición, cuyo propósito esencial era la jerarquización de las autonomías. Y eso le obligó a reforzar su mensaje con una frase reveladora: «Tan importante es para nosotros el hecho diferencial que, si fuese necesario reordenar el mapa autonómico para dar funcionalidad al Estado, no nos opondríamos a devolver algunas competencias, si las restantes autonomías devolviesen más».

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto en nuestra edición digital para todos nuestros lectores

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos la suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Réplica digital del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso toda la semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

La casta renacida de catalanes y vascos