España-UE: de Frankenstein a Hegel


En teoría es más difícil gobernar Europa que España. Mientras aquí funcionan tres niveles de Gobierno, allí hay cuatro. Mientras aquí tenemos una historia y una lengua común, y no reconocemos diferencias étnicas y religiosas, Europa sigue trufada de odios y desconfianzas subyacentes. Las diferencias económicas y sociales son mayores allí, y las diferencias físicas, climáticas y de modelos de desarrollo, también. Y, mientras aquí llevamos 500 años sin divisorias físicas, allí están recientes las fronteras, las trincheras, los genocidios y las guerras de religión. Y, aunque nosotros solemos presumir de violentos, inciviles e inquisidores, cuando nos comparamos en serio con la historia de Europa, no pasamos de ser simples aficionados.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto en nuestra edición digital para todos nuestros lectores

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos la suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Réplica digital del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso toda la semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

España-UE: de Frankenstein a Hegel