El dios Jano y la atención primaria

Jesús Sueiro FIRMA INVITADA

OPINIÓN

15 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El miércoles tuvieron lugar en Santiago dos reuniones casi simultáneas y casi contradictorias. En el salón de actos del Sergas se presentó un documento sobre la atención primaria como vertebradora del sistema sanitario. Un buen trabajo de líneas estratégicas realizado por profesionales con criterio. A la misma hora, las asambleas de áreas sanitarias se reunían para convocar una huelga para los próximos días 27 y 28 de este mes. ¿Como es posible esta aparente contradicción?

La atención primaria ha sido hasta ahora la hermana pobre del sistema, ha sido olvidada y desplazada por el omnipresente y potente hospital, con el que competimos ahora por los recursos en clara inferioridad. La imagen del dios Jano, que lo tenemos todos los días en nuestro ordenador, icono vigilante de nuestra historia clínica, es un dios de dos caras: por un lado el mundo virtual, irreal y de promesas; de documentos maravillosos con propuestas innovadoras e ilusionantes. Por otro la cruda realidad: consultas masificadas, poco tiempo para la asistencia y nulo para la docencia, la investigación, la comunidad, que son los pilares básicos de nuestra especialidad. La acumulación de pacientes de nuestros compañeros de permisos o bajas, es un anticipo de la catástrofe que nos vendrá con las jubilaciones sin relevo.

Los profesionales sanitarios estamos cansados de oír hablar de programas, proyectos y documentos realizados por personas que ponen toda su ilusión y tiempo en ello, pero que no vemos plasmados en nuestro día a día, que sigue aquejado de los mismos males con los que empezamos este conflicto.