Seguimos a vueltas con el jabalí


Ahora que todos estamos de acuerdo en que la caza es el principal instrumento para la gestión y control de las poblaciones de jabalí (así lo afirmaba el jueves el secretario de desarrollo rural del sindicato Unións Agrarias, Jacobo Feijoo), quizá sea el momento de que todos los sectores implicados se sienten a diseñar conjuntamente un programa de control efectivo, pues parece que cada uno anda dando palos de ciego por su lado.

Últimamente nos alertan en todos los medios de comunicación de la urgencia de elaborar un censo de la población de jabalí en Galicia, incluso a nivel nacional, pero eso no es cierto; todos los tecores (antiguos cotos de caza) de Galicia cuentan con un Plan de Ordenación Cinegética -pagado por los cazadores- en el que se calcula la densidad de cada especie cinegética y, en función de esta y de la evolución prevista de la población, se fijan los cupos de capturas para cinco años. Quizá el error radique precisamente ahí, en pretender estimar cómo va a evolucionar una población de seres vivos (con todos los condicionantes que tiene: incendios, enfermedades, etcétera) a tan largo plazo de tiempo. Pero en la Administración saben, o deberían saber, exactamente cuál es el tamaño de la población de jabalíes en Galicia. Si no, ¿qué hemos estado haciendo estos últimos veinte años?

Sin embargo, ahora que reconocemos que las cazadoras y los cazadores son más necesarios que nunca, el colectivo roza mínimos históricos bajando por primera vez de las 40.000 licencias en nuestra comunidad. Y mucho me temo que la cosa no va a parar ahí… algunos se alegrarán de ello, pero el día que no haya cazadores en nuestros montes muchos caminos se cerrarán, ya no veremos perdices ni conejos, las aldeas perderán la poca vida que les queda, y a lo mejor hasta los acabamos echando de menos. Y llegado ese momento, ¿estaremos dispuestos a pagar a cazadores profesionales para controlar las poblaciones de jabalí? Entre tanto crucemos los dedos para que la tan temida peste porcina africana (que ya afecta a gran parte de Europa Central y del Este) no llegue hasta nuestras fronteras porque mucho me temo que, si lo hace, nos va a pillar con el paso cambiado… otra vez.

Por José Manuel Matos Biólogo y gestor cinegético

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Seguimos a vueltas con el jabalí