La humillación de Ciudadanos


Hay diversas formas de perder unas elecciones. Para un partido de centro-derecha, la más humillante sería quedar por detrás de Vox. Pues eso es lo que le puede ocurrir a Ciudadanos si se confirmase la última encuesta publicada, la de Sigma-2 para el diario El Mundo. Ciudadanos ninguneó al partido de Abascal durante la negociación de los pactos de Gobierno. No quiso ninguna foto donde se viese juntos a representantes de los dos partidos. No se quiso contaminar con ninguna imagen que lo relacionase con la extrema derecha, aunque al final ambos coincidieron en apoyar a candidatos del Partido Popular, sobre todo en Andalucía y Madrid. Esas mayorías formadas vergonzantemente no existirían sin el consentimiento y el apoyo de Vox.

Naturalmente, una encuesta, y además única, no determina absolutamente nada. Se trata de la impresión de un momento y queda mucho partido. Pero basta que se extienda la idea del hundimiento o del fuerte retroceso para que se cree un estado de opinión. Las encuestas también contribuyen a la orientación del voto, como saben muy bien en la sede del CIS. De nada sirve un programa excelente, un buen candidato o un magnífico equipo si los sondeos anuncian una debacle. Esa está siendo la desgracia de Ciudadanos. Sufre una crisis psicológica.

No hace falta echar sal en la herida de las causas. Pido disculpas si están muy repetidas, que lo están, pero el análisis político lo requiere. Haciendo de profeta del pasado, resulta evidente que la dirección del partido (y no solo Albert Rivera) se equivocó al pelear por el liderazgo conservador sin calcular la fuerza y la implantación territorial del PP. Se equivocó al proponer como objetivo echar a Pedro Sánchez de la Moncloa, sin calcular tampoco la capacidad de resistir del campeón de la resistencia. Desperdició la irrepetible oportunidad de evitar una interinidad tan larga del Gobierno. Y tiró por la borda su principal capital político, que es la etiqueta de centro.

Ahora todos los demás partidos pescan votos en sus aguas. Si el PP crece en las encuestas, es a costa de Ciudadanos. Si Errejón le quita sufragios al PSOE, el PSOE los compensa con los regalos de Ciudadanos. Y si Vox le llegase a superar, sería, como digo, una humillación, pero encerraría una enorme lección política: los partidos viven de la coherencia. Los votantes los castigan cuando empiezan a tener dudas sobre lo que votan. Y el peor diagnóstico es que a Rivera ya le empiezan a preguntar qué hará a partir del 10 de noviembre. Eso significa que mucha opinión publicada empieza a verlo fuera de la dirección y quizá de la política. Lamento mucho tener que escribirlo. De verdad que lo lamento; pero ese es el ambiente en toda su crueldad.

Albert Rivera amaga con la retirada tras el 10N

Gonzalo Bareño
Albert Rivera, este jueves, degusta jamón con militantes y simpatizantes de Ciudadanos en Salamanca
Albert Rivera, este jueves, degusta jamón con militantes y simpatizantes de Ciudadanos en Salamanca

El líder de Cs dice que se irá si se cumplen los malos augurios de los sondeos

Los malos augurios de las encuestas han llevado a Albert Rivera a plantear por primera vez su posible dimisión como presidente de Ciudadanos, partido que dirige ininterrumpidamente desde el año 2006, en caso de que el 10N confirmara ese retroceso. «Nunca he tenido apego al sillón. Tengo profesión, tengo trabajo y tendré trabajo fuera de la política», señaló Rivera, quien ayer insistió en que a él, al contrario que a otros líderes, le importan «un bledo» el sillón y el cargo porque el está en política porque le «apasiona» y porque es una «vocación», no una profesión, ya que él trabajaba antes como abogado. Restó importancia en todo caso a la bajada de su partido en los sondeos previos a las elecciones y aseguró que entra en la precampaña con fuerza y con ganas de movilizar a los votantes de Ciudadanos que ahora pueden estar pensándose su voto porque el «gran riesgo» es «la abstención del votante centrista, liberal y de clase media». 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

La humillación de Ciudadanos