¿A quién votan los «gamers»?


Dijo Abraham Lincoln: «La papeleta es más fuerte que la bala». Mucho tiempo ha pasado desde aquella frase lapidaria del malogrado presidente estadounidense, asesinado de un disparo cuando acababa de ganar la guerra de Secesión. Y el mundo ha cambiado. Al menos a este lado del charco, donde se pegan más tiros virtuales -en juegos como Call of Duty- que reales.

Hasta fechas recientes, en los manuales de estrategia de los partidos no aparecía en un sitio destacado la relación entre el disfrute del ocio electrónico (las balas digitales de los videojuegos) y los votos reales. Pero eso ha cambiado. Dirigentes de Vox como Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio se han dejado ver en esta perpetua precampaña que vivimos por foros como la Madrid Games Week, uno de los mayores eventos gamer del país. Y no por casualidad.

No era la primera vez que el partido de Abascal buscaba conexiones con un colectivo formado por millones de personas. En varias ocasiones han caracterizado a su líder como un personaje de títulos clásicos. No es una apuesta original. Donald Trump ya trabajó esos caladeros en su exitosa campaña electoral de 2016. Entonces el gran maestro de la propaganda ultra, Steve Bannon, supo canalizar las energías de muchos jugadores blancos cabreados con el sistema y ávidos de discursos y soluciones populistas. Aquella receta aún sigue viva. Lo demuestran ciertos hilos de comentarios en foros de Internet con gran peso y capacidad de movilización (como Forocoches) y juegos de palabras como «¿Eres más de Play Station o de X-Vox?».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿A quién votan los «gamers»?