Para los profanos, la Xunta se decide en el escaño 38. La encuesta de Sondaxe, a un año de las autonómicas, pronostica un desgaste de cinco diputados para Feijoo y un incremento de la izquierda, con Gonzalo Caballero y Ana Pontón en la cresta de la ola. Ambos se quedarían en 37, a un solo paso del disputado voto que provocaría un cambio de gobierno liderado por una multicoalición, sumados los restos que alcanzarán en su día Podemos, Más País, Mareas y todo lo que aparezca.

El dilema por resolver es cuántos partidos más se presentarán por la zurda. Feijoo sufre por la marca PP y por la sanidad, pero sigue en una cifra alta si tenemos en cuenta que sería su cuarto gobierno (algo inaudito en Europa hoy). Resulta creíble a muchos gallegos y movilizará el voto útil, sin duda.

No es un político más, encarna el sentido común galaico. Pero sus rivales van en canoa, tienen a su favor el viento y que es más fácil hacer oposición que tomar decisiones. Lo único cierto, nos espera un año fascinante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos
Comentarios

El disputado voto del señor 38