¿Por qué tenemos que volver a votar?


Esta es la pregunta que debemos hacernos ante las amenazas que nos llueven de tener que regresar a las urnas en noviembre. ¿Por qué tenemos que volver a votar? ¿Qué es esto de la democracia, una reválida que suspendemos y tenemos que repetir si no es del agrado de nuestros dirigentes? ¿Tenemos que votar hasta que les complazcan los resultados? Estamos a expensas de lo que gusten decidir nuestros señoritos. De que se pongan o no de acuerdo; de que se lleven bien o que no se puedan ni ver. Estamos sometidos a sus intereses y ellos disponen en función de sus estrategias. Y estamos sometidos a sus amenazas de que viene el tridente de Colón o que con este presidente vamos abocados al fracaso.

Digámoslo claro. Hablar de volver a las urnas es una falta de respeto a la sociedad civil que ya se manifestó, y bien claro, hace menos de cinco meses. Y dijo lo que tenía que decir. Que no quiere mayorías absolutas, que hay que llegar a acuerdos y que a Pedro Sánchez le corresponde negociar para formar Gobierno porque para eso duplica en votos y escaños a los populares. Ese fue el mensaje que dejaron las urnas y que, por lo visto, ni los unos ni los otros entienden. La nueva convocatoria tendría razón si fuese con otros candidatos; pero con los mismos, todos sabemos que los resultados serán, con mínimas variaciones, idénticos.

La ligereza con la que se toman nuestras decisiones los incapacita para dirigir el país. Porque la responsabilidad es de todos. De quien gana y del que no está ni dispuesto a negociar; del que aguarda tranquilamente su turno y del que antepone sus ansias ante cualquier posible acuerdo. Con demasiada frecuencia olvidan que fueron elegidos, todos, para cumplir el mandato ciudadano. Ni uno solo de los graves problemas del país ha estado presente en las negociaciones para el reparto de prebendas. Por eso la primera obligación que tienen es convencernos de por qué tenemos que volver a votar. El por qué lo conocemos nosotros. Porque son unos incapaces y unos insensatos. Porque son, lo que se dice, una calamidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

¿Por qué tenemos que volver a votar?