Turismo en Chernóbil


En lo que va de año, han visitado el área de exclusión de Chernóbil 75.000 turistas (La Voz, 7-9). La central nuclear de Chernóbil era una planta de energía atómica destinada a la producción de electricidad y, en su momento, la más potente del mundo. El 26 de abril de 1986 se produjo una de las mayores catástrofes nucleares de todos los tiempos. La central colapsó durante una prueba en la que se simulaba el corte de energía eléctrica. Un aumento súbito de la potencia del reactor número 4 produjo un sobrecalentamiento, lo que provocó la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Como consecuencia, la radiación emitida a la atmósfera afectó a un elevado número de personas y a la agricultura de la zona. Habitantes de las cercanías se contaminaron con la radiación y hubo un incremento de cánceres.

A raíz del accidente, se construyó un sarcófago de hormigón para contener la radiación emitida por las sustancias radiactivas. Su deterioro con el tiempo ha llevado a la instalación, 30 años después, de un nuevo sarcófago, más grande y eficaz que el primero. No entiendo muy bien que buscan los turistas en Chernóbil. Todavía hay radiación en la zona, el pueblo cercano a la central (Prípiat), en donde vivían los trabajadores y sus familias, es una ruina. La noria, inerme, no se puede tocar. Las paredes de la escuela están en el suelo, no por la explosión, si no por su mala calidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Turismo en Chernóbil