Volver a empezar

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

04 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El retorno al trabajo resulta este año mucho menos doloroso para la mayoría de nosotros. Incluso los del síndrome posvacacional estaban ansiosos por volver a la rutina. Por lo entretenido y divertido que está el panorama. Tenemos el patio convertido en un circo, con ilusionistas, irresponsables, incapaces, arrogantes, impertinentes, negociadores, agitadores, obstruccionistas y desatascadores. Y así da gusto retomar lo que dejamos a comienzo de las vacaciones, ávidos por conocer lo que depara el futuro.

También el presidente Sánchez anda estos días ilusionado por poner punto final a un descanso que, por lo visto, ha dedicado plenamente a elaborar un recetario de 370 medidas, llamado Programa Común Progresista, para que UP le diga ya de entrada que de lo único que quiere hablar es de sillas. El programa es una declaración de intenciones de la que desconocemos su valor, porque por la semejanza que guarda con una oferta electoral, todo indica que pueda tener el mismo compromiso que lo que nos anuncian en las campañas.

Sorprende y exaspera que hayamos tenido que llegar a tres semanas de agotar el plazo, para que se pongan a hablar, si es que se ponen, de reforma laboral, de blindar las pensiones, un pacto educativo, pobreza, muerte digna, copagos sanitarios, Cataluña o la España vaciada. Porque son asuntos tan urgentes y decisivos que creíamos que formaran ya parte de las anteriores negociaciones. Pero no. Los dejaron a un lado, quizás para hacernos más estimulante el regreso del verano.