Pobres familias monoparentales


El número de  familias monoparentales sube cada año, según datos del INE (han crecido alrededor de un 24 % desde el 2006), contabilizándose en el 2018 sobre 1.900.000 familias de este tipo, el 82 % con una madre al frente. Este modelo se ha ido abriendo paso en la sociedad española pero no cuenta con regulación específica.

Con motivo del Día de la Familia, la Red Estatal de Entidades de Familias Monoparentales (REEFM) reclamó el pasado 15 de mayo una vez más la aprobación de una ley que iguale en todo el territorio nacional el trato a las familias monoparentales.

Alguna propuesta por parte de ciertos partidos ha ido encaminada a equipararlas en derechos a las familias numerosas (si se tienen dos hijos, ya que con un solo hijo en una familia monoparental no bastaría). Lo ideal sería una ley propia. De hecho, las monoparentales triplican en España a las numerosas.

Estas familias están a menudo abocadas a una discriminación patente, habida cuenta de que sí existe una regulación específica para otras figuras, como las numerosas, las numerosas especiales o la viudedad.

Algunas comunidades (como Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Cantabria, Galicia, Navarra y Aragón) cuentan con normativa, pero no es lógico que, según la autonomía, se considere a todos los efectos que una familia tiene derechos por ser monoparental y otra no. Las familias monoparentales, que además ayudan al índice demográfico de un país, no ven una compensación por parte del Estado.

Se da la paradoja que en muchos establecimientos la tarifa familiar no existe para estas familias, pues se aplica siempre que existan dos progenitores. De esta manera, no puede aplicarse un precio menor. Esto no es una película de Berlanga, pasa en miles de establecimientos.

Que se pretenda equiparar a las familias monoparentales con dos hijos a las numerosas provocaría que se quedaran fuera la mayor parte de los hogares monoparentales que cuentan con un hijo solo.

No sé el motivo por el que ningún partido en el Gobierno, aunque sea por rédito electoral, no lo regula. Será que no somos un país tan avanzado como nos hacen creer. Si ya no es por modernidad, que lo hagan por justicia social, pero que lo hagan. 

Por Natalia Díaz Santín Funcionaria habilitada nacional, ex consejera de la OIT en España, así como ex consejera en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Madre soltera por elección

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

Pobres familias monoparentales