Sánchez y Rajoy escriben en La Voz sobre Rubalcaba

El presidente del Gobierno en funciones y el expresidente han escrito sendos artículos para loar la figura del exvicepresidente fallecido este viernes


El reconocimiento, el cariño y el apoyo a su familia no han cesado desde que el pasado miércoles se conoció la noticia de que Alfredo Pérez Rubalcaba había sufrido un ictus. Los mensajes se han multiplicado tras su fallecimiento y llegan desde todos los ámbitos: el de la política, por supuesto (desde todos los partidos), el de la educación (había vuelto a sus clases de química orgánica) o desde la Policía Nacional o la Guardia Civil, que han reconocido su papel en el final de ETA.

Entre esos mensajes destacan los artículos firmados por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y el del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy.  

«Alfredo Pérez Rubalcaba, un hombre de Estado»

Quiero, a través de estas palabras, unirme al profundo dolor que sienten millones de españoles ante el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba. Lo hago como Presidente del Gobierno, pero también como Secretario General del Partido Socialista Obrero Español. Consciente, en este último caso, de que su talla política, humana e intelectual le hacen acreedor del máximo reconocimiento por parte de todos los demócratas, por encima de adscripciones ideológicas.

Pocas veces estará más justificado que en el caso de Alfredo el atributo de hombre de Estado para definir una trayectoria política. Ahora ya, antes de que el tiempo engrandezca aún más su figura, podemos decir que ocupa un lugar de honor en la historia de España. El lugar que corresponde, por derecho propio, a los más dedicados servidores del Estado Social y Democrático de Derecho consagrado por la Constitución. El lugar que corresponde a los arquitectos de la consolidación democrática en nuestro país, en una época llena de dificultades y amenazas de involución. El lugar que corresponde, en definitiva, a Alfredo Pérez Rubalcaba, figura crucial en la lucha contra la barbarie terrorista de ETA desde el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

Seguir leyendo

«Un rival admirable»

«A nosotros lo que nos falta es un Rubalcaba». Esa sentencia, que en bastantes ocasiones he escuchado a militantes del PP en momentos de dificultad, merece ser rescatada en homenaje a Alfredo Pérez Rubalcaba, como prueba de la admiración sincera que llegó a despertar entre sus adversarios y como reconocimiento de su valía personal más allá de nuestras diferencias políticas.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido una de las personalidades más importantes de la reciente historia de España y como tal merece ser honrado y reconocido. No llegó a ser Presidente de Gobierno pero, hasta su retirada de la política, fue una persona decisiva en los distintos ejecutivos socialistas y también en las labores de oposición. Inteligente, hábil negociador e implacable dialéctico, era un rival temible: brillante y afilado como un bisturí, pero sincero a la hora de negociar y todo lo leal que se puede ser entre contrincantes políticos.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sánchez y Rajoy escriben en La Voz sobre Rubalcaba