Pablo Casado contra los gigantes


A Pablo Casado se le está poniendo cara de cuando el CIS dice que uno va camino de acabar como el rosario de la aurora, o sea, como la UCD. Otra cosa es que lo que dice el CIS vaya a misa el domingo 28. Al candidato del PP este sondeo le da la risa, pero risas, de Génova a Monte Pío, se escuchan pocas. La suya estaba ayer, también, más apagada. Lo que no ha moderado es el discurso. A ver si de tanto poner verde a su natural contrincante lo que ha logrado es pintar de verde-Vox media España. Ni con toreros está pudiendo torear este morlaco electoral. Parece como si fuera a declamar fragmentos de Don Quijote: «Ponéos en oración en el espacio que yo voy a entrar con él en fiera y desigual batalla». Si detrás de Casado lo que había ayer en Es Castell (Menorca) era Abascal, o Aznar, o Sánchez, o Rivera, o su propia sombra, o simplemente un molino, lo van a decir las urnas en menos que canta Suárez Illana. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Pablo Casado contra los gigantes