Menores soñadores


Un violento incidente entre dos grupos de jóvenes en Castelldefels nos ha metido de golpe en el espinoso asunto de los MENA. En Galicia estamos poco familiarizados con la sigla, que corresponde al enunciado menor extranjero no acompañado. Aparece en titulares periodísticos como «Violento ataque de un grupo de encapuchados a un centro de menas» o «El albergue de Fundesplai, cedido a la Generalitat para acoger a MENAs». Ahí están las grafías menas, en cursiva, y MENAs, pero los diarios nos ofrecen más: los MENA, los MENA’s, los Menas, los mena...

El uso de la sigla está justificado en Cataluña, donde esos inmigrantes son objeto de frecuente atención periodística. Esa comunidad recibirá este año unos tres mil. En Galicia, un destino poco atractivo para esos muchachos, la mayoría marroquíes y argelinos, había hace unos días solo 169. Ello explica que en otras comunidades estén más familiarizados que en la gallega con la terminología de ese asunto.

Al hablar se suele emplear espontáneamente la sigla en plural, lo que es una manifestación de que quienes así la usan consideran que ya está lexicalizada, es decir, incorporada al sistema léxico del español. Si se ve como una palabra española más, hay que escribirla con minúsculas: un mena, los menas. Pero para quienes recurren a ella ocasionalmente o nunca no hay tal lexicalización, por lo que debería escribirse enteramente con mayúsculas y mantenerse invariable en plural: los MENA. Lo deseable es que al cabo de un tiempo se llegue a la unificación. Si ello ocurre, será porque continuará usándose, lo que justificará las minúsculas.

El caso tiene cierto paralelismo con el de los dreamers, los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran menores de edad. Ese nombre procede de la ley de aquel país llamada Development, Relief and Education for Alien Minors Act (Ley de Fomento para el Progreso, la Asistencia y la Educación para Menores Extranjeros), más conocida como DREAM Act. La sigla coincide con el sustantivo dream, ‘sueño’. A partir de ahí ha surgido una nueva acepción de dreamer (‘soñador’), pues a los beneficiarios de esa ley se les llama dreamers o soñadores, nombre que además los relaciona con el sueño americano. Los MENA también son soñadores, aunque la dura realidad puede acabar despojándolos de sus sueños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

Menores soñadores