Podemos es un poema


Si hay dos áreas en Podemos cuyo nombre es ironía pura son Organización (sic) y Participación (más sic). Basta con echar un ojo a las hemerotecas, basta con pasearse por Galicia o por Madrid. Sí, el partido está hecho unos zorros. He aquí a los máximos y estupefactos responsables de tales negociados, Pablo Echenique y Noelia Vera, captados en el instante en el que quién sabe si estaban pensando en la gloriosa profecía del amado líder del chalé: tomar el cielo al asalto. La cosa, por usar un eufemismo, no cuajó. Como para andar preocupándose del cielo y de la gente si la cuestión es cuántos y hasta cuándo pisaremos moqueta. Estas dos caras de Podemos son como un poema de Neruda: a lo mejor ya son conscientes de que el partido pudo escribir los versos más tristes esta legislatura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Podemos es un poema