Pimpinela y loctite Sánchez


Íñigo: No eres capaz ni siquiera de dar un minuto de amor. Tu estúpido orgullo ha hecho creerte un ser superior. Que no necesita de nada ni nadie que lo haga sentir. Que piensa que sabe todo de la vida y no sabe vivir... 

-Pablo: No pido ni debo dar cuentas a nadie. Yo soy como soy, La puerta está abierta, te vas o te quedas, es tu decisión...

-Íñigo: Tú eres de esos que creen que hablar fuerte es tener la razón, Eres un cobarde, pequeño, inseguro, hombre de cartón...

-Pablo: Y tú te crees, valiente... Porque pegas un grito y me haces callar delante de la gente. Valiente, y a la hora de amar te quieres escapar.

Destrozando la izquierda con una letra de Pimpinela y la aparición del espectro de Vox...

Los hermanos del dúo Pimpinela están de moda. Las letras de sus canciones, casi cualquiera de ellas, retratan mejor que nadie la relación de amor y odio entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Una historia dramática donde las haya. Que amenaza con romper la izquierda de este país una vez más. De unidos Podemos a cabalgar seguros hacia caer en escaños hasta pulverizarse en una Izquierda Hundida 2.0. La relación llevaba tiempo rota. Aquellos dos amigos que compartían casi todo, que se decían que eran hermanos de los de verdad, de los que se eligen, han pasado a ser enemigos públicos, a los ojos de todos.

Ahora Íñigo se une a Ahora Madrid, de Carmena, y devuelve la traición por la espalda. Antes fue él el traicionado por Pablo Iglesias, que se ha quedado solo en la foto histórica de los fundadores. Un líder no admite sombras. El proyecto más abierto es el más cerrado. Y pueden conseguir el milagro de que Sánchez, más conocido como loctite Sánchez, por su capacidad de pegarse a algo hasta que lo consigue y por que no hay manera de quitárselo de encima, se haga un sitio del centro hacia la izquierda. Sánchez, que ni el PSOE ni España se libran de él, tiene campo desde el centro hacia los dos lados. Increíble. Le están despejando los flancos. Ciudadanos y el PP de la mano de Vox en Andalucía, por la derecha; y Pablo Iglesias, con su macro cesarismo, por la izquierda. ¡Al final habrá opciones para loctite Sánchez! 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Pimpinela y loctite Sánchez