El selfi de Pedroche


La Navidad es un bucle que nos lleva al mismo punto siempre. Al anuncio de moda, al juguete estrella de esta temporada, al presentador de las campanadas. Seguimos anclados en el mismo making off desde que tenemos uso de razón, como si desde los años setenta estuviésemos viendo constantemente el mismo especial de televisión, a los mismos personajes de toda la vida en el mismo lugar y con la misma gente. Y en ese aburrimiento nos hemos instalado en la poca novedad habitual, aunque esta vez casi cabría alegrarse un poco. Porque a estas alturas de diciembre lo normal ya hubiese sido que saltasen todas las alarmas sobre cómo será el vestido de Cristina Pedroche, si su escote será más pronunciado en esta ocasión o si su transparente naturalidad la dejará asomar algo más de pierna. Pero algo nos debe estar pasando (y estoy segura de que Vox no tiene nada que ver en esto) que el look de Cristina no nos ha generado ningún tipo de comezón ni se ha abierto el debate alrededor de su misterioso estilismo. Tal vez por eso, la única que ha sido capaz de revolverse un poco ha sido la propia Pedroche que, a falta de noticias sobre su vestido, ha decidido publicar un selfi en bikini en la que se la ve delgadérrima y con un ombligo que casi le llega a la garganta. El Photoshop hace milagros y con ese ánimo, otro año más, Pedroche ha querido recuperar el mismo espíritu de la Navidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El selfi de Pedroche