Produciendo monstruos


Lo dibujó Goya hace ya 200 años: el sueño de la razón produce monstruos. El sueño electoral, a veces. Este monstruo tiene tres letras y nombre de diccionario. He aquí el perfil de su Le Pen, comercial de la xenofobia y el supermachismo. Hasta su sombra asusta, pero 400.000 hombres y mujeres le han comprado el discurso ¿Qué pensaría García Lorca de la Andalucía que anocheció el domingo? Sí, a veces la democracia parece un demo-, sin -cracia. ¿De qué se ha alimentado este monstruo que galopa ahora por España queriendo atropellar libertades? De la frivolidad de la clase política, de la frustración de la calle. Es como si cada vez que Casado y Rivera, y sobre todo Sánchez, y especialmente los ultras Torra y Puigdemont, e Iglesias y Echenique, abren la boca, el monstruo ganara un escaño en intención de voto. Ay, si aprendieran la lección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
51 votos
Comentarios

Produciendo monstruos