Galicia viaja en el furgón de cola


Galicia creó 55.000 empleos en los últimos tres años. La cifra, resaltada por el presidente de la Xunta en el pasado debate sobre el estado de la autonomía, procede de la Seguridad Social. El 31 de agosto del 2015 había 953.346 afiliados en Galicia y tres años después, 1.006.269. Es decir, 52.923 ocupados más. O incluso 57.192 si, en vez del último día de agosto, tomamos la medias mensuales de afiliación. Núñez Feijoo esgrimió ese dato como prueba irrefutable de su diagnóstico: Galicia goza de excelente salud. Sin embargo, el dato solo demuestra que Galicia, al igual que las otras 16 comunidades autónomas, también se subió al tren de la recuperación económica que arrancó en el 2015. Y denota algo más preocupante: la regeneración del empleo gallego es más tardía, más débil y más precaria que en el resto de España. A los datos de la Seguridad Social, para utilizar la misma fuente que Feijoo, me remito.

En los últimos tres años, el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en las 17 comunidades autónomas. Los porcentajes de crecimiento se sitúan entre el 4 % de Extremadura, farolillo rojo, y el 13 % de Baleares, cabeza de pelotón. En ese trienio, la economía gallega generó 52.923 empleos, que suponen un incremento del 5,5 %, casi la mitad de la media española, que fue del 9,1 %. Galicia viaja en el furgón de cola, en compañía de otras cuatro comunidades: Extremadura, Castilla y León, País Vasco y Asturias. Hay, por tanto, trece presidentes autonómicos con más respaldo estadístico que Feijoo para sacar pecho en materia de empleo. Viajamos en el furgón de cola y, además, pillamos el tren de la recuperación con dos años de retraso. Para comprenderlo, les propongo un tour de regreso a los buenos tiempos, cuya meta se sitúa en la cúspide del 2008, cuando Galicia contaba con 1.088.046 cotizantes y España, con más de 19 millones. Nuestros 1.006.269 ocupados de hoy superan en 14.000 a los del 2011, pero son 13.000 menos que en el 2010, 31.000 menos que en el 2009 y 82.000 menos que en el 2008. España nos lleva dos años de adelanto: sus 18,5 millones de hoy son 1,2 millones más que en el 2011, un millón más que en el 2010 y 739.000 más que en el 2009; ha superado ya todas las metas volantes y enfila la última etapa -medio millón de empleos más- para alcanzar la cima del 2008. A Galicia le falta un 7,5 % del trayecto para alcanzar la meta; al conjunto de España, solo un 2,7 %.

Galicia crea menos empleo y, además, con salarios más bajos que en el resto de España. Esto también se deduce de las cifras de la Seguridad Social sobre cotización media en el 2017: cada afiliado gallego aportó 5.107 euros; cada afiliado español, 5.368. Un último apunte para medir la temperatura del empleo gallego. En el 2009, por cada mil ocupados en la economía española había 58 gallegos. En el 2015 eran 56. Y en el 2018, solo 54.

¿Goza Galicia de buena salud? Los datos aportados no responden a esa cuestión: solo prueban que la salud de Galicia, cualquiera que sea, es notablemente más precaria que la de sus vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
148 votos
Comentarios

Galicia viaja en el furgón de cola