En la mente del cómico


La forma en que el actor Robin Williams se despidió de este mundo dejó en shock a una sociedad acostumbrada a creer que los cómicos son felices y graciosos las veinticuatro horas del día, dentro y fuera del escenario. La sonrisa del comediante ocultaba un calvario eclipsado por su necesidad patológica de hacer reír siempre a los demás para tener luz propia y mantenerse seguro de la aprobación de los otros. Así lo retrata el documental de HBO En la mente de Robbin Williams, que intenta acercarse a su fuero interno a través del relato cronológico de su vida a partir de testimonios suyos y de personas de su entorno.

Igual que Williams, otros histriones interpretan papeles que sirven para ocultar las realidades más oscuras. Jim Carrey, el hombre de las mil caras, también ha conocido lo que es luchar contra la depresión. Resulta imposible ver su comedia dramática Kidding, que emite Movistar Series, sin pensar en la batalla del protagonista contra sus propios demonios. En la serie interpreta al personaje de programas infantiles Mr. Pickles, que proyecta con sus marionetas una falsa imagen de felicidad ante los niños pese a ser incapaz de gestionar sus propias angustias. Su primer episodio deja un sabor tan agridulce como admitir que la risa puede ser un arma de defensa personal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

En la mente del cómico