Fentanilo


Nebraska: Estado del medio oeste de Estados Unidos; título de una quijotesca película de Alexander Payne; tierra en la que nacieron el multimillonario Warren Buffett, los actores Marlon Brandon y Henry Fonda, el bailarín Fred Astaire... y desde ayer el primer estado norteamericano en usar el fentanilo como parte del cóctel mortal para acabar con la vida de Carey Dean Moore, un hombre que llevaba cuarenta años en el corredor de la muerte por matar a dos taxistas para llevarse la recaudación en 1979. La suya fue la primera ejecución realizada en ese territorio en 21 años, pero también parece una historia de humor negro porque el fentanilo está detrás de la epidemia de muertes por drogas que vive el país desde hace unos años. Michael Jackson o Prince fueron algunas de las víctimas de un opioide químico que, según los estudios realizados por el Centro para el Control de Enfermedades del país, es entre 50 y 100 veces más fuerte que la morfina.

¿Por qué ha recurrido la conservadora Nebraska al fentanilo tras restituir la pena de muerte tan solo tres años después de que su Asamblea Legislativa aprobara poner fin a una práctica propia de otro tiempo? No lo sé. Como tampoco entiendo el giro dado por el Gobierno de un estado que supuestamente había dado un paso adelante al aprobar la abolición de la pena capital. Solo puedo recordar que a Carey Dean Moore estuvieron a punto de salvarle la vida las farmacéuticas. Fueron varias las que presentaron recursos para evitar que sus fármacos fueran usados para matar en lugar de curar. No fueron aceptados. Parece que algunos no entienden que para alguien que mata, y se arrepiente, la vida puede ser peor que la muerte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Fentanilo