Aquellas galas de verano


Santiago Segura le está poniendo voz al programa Viaje al centro de la tele, que en esa vuelta a la nostalgia musical ahora mismo es de lo más divertido del verano. No está a la altura de Cachitos de hierro y cromo, pero provoca una enorme alegría comprobar cómo en los setenta, los ochenta y noventa los grupos y cantantes de moda llenaban horas de televisión. Es un subidón para los que crecimos viendo todos aquellos espacios: desde La edad de oro, de la mítica Paloma Chamorro, a Música Sí, Aplauso, La bola de cristal, La quinta marcha... Visto con los ojos del recuerdo, es impecable la pasión que le pusieron entonces los creativos de la tele, tal y como lo está contando ahora Santiago Segura.

En ese repaso, es imposible no caer rendida a aquellas producciones de las galas de verano, que eran capaces de combinar en entornos de lujo (desde Marbella a A Toxa) a todo un folclor de figuras que se mezclaban en un colorido musical imposible de definir. Al lado de El Fary era posible ver a Sabrina, la del Boys, boys, boys ¡o a Sabina!; o a Radio Futura; a Coque Malla junto a David Civera o Los Cantores de Híspalis. Ahora que hay tanto festival, tanto grupo independiente y tanto DJ, oler aquellas galas televisadas da hasta cierta ternura. Era otra España y otro momento, pero teníamos la capacidad de remexer combinaciones hardcore que con el paso del tiempo muchos verán como un vintage moderno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Aquellas galas de verano