Galicia quiere a Feijoo


Por mucho que a algunos les duela, la mitad de los ciudadanos gallegos consideran que Alberto Núñez Feijoo debería volver a presentarse a las próximas elecciones gallegas, previstas para el 2020. Es lógico. Tres legislaturas con mayoría absoluta dan solvencia. España lo pretendía y su compromiso con Galicia prevaleció. Eso otorga credibilidad. En caso de no presentarse el PPdeG tendría difícil encontrar otro candidato que le llegara a la suela de los zapatos, y la Xunta se perdería de forma irremediable para los populares. Los comicios autonómicos gallegos los saca adelante en exclusiva el carisma del de Os Peares y entre los conservadores lo tienen más que asumido. ¿Encontrar un sucesor que garantice unos resultados similares? Ni se me ocurre, ni creo que lo haya. El efecto Feijoo es algo merecedor de ser estudiado en las facultades de Ciencias Políticas. No se trata de sacar más votos que el segundo. Tiene que superar en votos al resto de formaciones que desde siempre han hecho un frente popular para derrocarlo. Por ese motivo su victoria es doble y la derrota de sus contrincantes debiera elevarse a la enésima potencia. No existe parangón con ninguna otra contienda electoral. Lo de ganar a los puntos no va con él. Al primer asalto ya acaba con todos sus rivales en la lona. Y sin despeinarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos
Comentarios

Galicia quiere a Feijoo