Una boda real en Spotify


Fue durante el festival de Cannes de 1955 cuando un fotógrafo presentó a Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, que encarnaron el cóctel perfecto entre el vibrante Hollywood y la añeja realeza europea. Tres años después de que la reina de Inglaterra constatara los beneficios que proporcionaba, en términos de popularidad, introducir las cámaras en ritos monárquicos como el de su coronación, las nupcias monegascas destaparon las bodas reales como género televisivo. Los estadounidenses no pudieron ver en directo el sí quiero de su actriz-princesa, porque, en la era analógica, la cinta tuvo que cruzar el Atlántico en avión.

Millones de espectadores de todo el mundo aguardan ahora la próxima boda real entre un descendiente de la reina Victoria y una actriz norteamericana, que busca reinventar los fastos reales para la era millennial subiendo con inmediatez su banda sonora a plataformas como Spotify y Apple Music. Las cadenas más serias sucumben estos días a documentales que hacen compendio edulcorado de la historia de amor, repasan las vicisitudes de la joven aristocracia británica y glosan los hitos de su longeva abuela. Por tener, Enrique y Meghan tienen ya hasta su propio telefilme, que emite esta noche Antena 3, uno cuyo guion fue escrito en apenas dos semanas y grabado en tiempo récord para saciar la expectación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una boda real en Spotify