Llarena contra el totalitarismo


El día que un juzgado alemán sentenció que Puigdemont no se había rebelado contra España, pensé que se trataba de una chanza. El prófugo salió de la prisión de un país en que ser independentista, o parecerlo, es considerado un delito. El juez Llarena solicita ahora que lo extraditen por sedición ya que los de Schleswig-Holstein no contemplan violencia en el golpe de Estado catalán. Se saltaron su Estatuto y su Constitución e hicieron del tumulto un blasón. En Alemania no lo vieron. Y quizá tampoco vean sedición, ya todo parece posible en este enjambre. Con estos mimbres cuesta creer en la UE. Hoy van a la investidura con un individuo al que no quiero ni citar. Nos considera fascistas a los españoles. Y los que no somos fascistas sabemos que el verdadero fascismo es lo que anida en la sesera de los defensores del golpe de Estado catalán. Han hecho del odio su emblema. Pero no están solos. Han trabajado hasta la extenuación su imagen exterior. Desde el F.C. Barcelona a empresarios de la televisión (Roures) han jugado un papel relevante en sus proclamas. Han creado embajadas y embajadores de la cosa independentista. Lentamente. Así desde hace treinta años. Y no se detienen, porque dos millones de votantes de un país de más de siete así lo han decidido. Los independentistas todo lo han enfangado. Y sus señeros altavoces continúan en su labor de doma y castración de la libre conciencia. Para ellos no ser independentista es intolerancia. Para mí, simplemente sentido común. Para ellos todo está permitido. Y por tal motivo se sublevaron contra las reglas por las que apostó la ciudadanía (recordemos que la Constitución del 78 fue votada en Cataluña más que en ningún otro lugar de España). Llarena ha mudado su petición, aunque no su razonamiento. Es el mismo: un presidente de la Generalitat se sublevó. Solo espero ver a Puigdemont frente a la Justicia. Nuestra democracia lo merece. Aunque la intolerancia y el totalitarismo independentista no puedan, ni quieran, sentirlo así.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Llarena contra el totalitarismo