Robots, taxis y Star Trek


A menudo, cuando se habla de conceptos como realidad aumentada, realidad virtual, robótica o Big Data se piensa en ellos de forma abstracta. Hablamos del avance que suponen como si estas tecnologías fueran un fin en sí mismas que justifica la inversión en su desarrollo. O sea, la tecnología por la tecnología. Sin embargo, detrás hay numerosas aplicaciones que ya se están ensayando y el sector de la automoción es uno de los más beneficiados.

Una startup con sede en Dresde, Wandelbots, ha sellado un acuerdo con Volkswagen para programar con rapidez a los robots industriales (como los de una cadena de montaje) con la ayuda de ropa inteligente. Wandelbots está trabajando en unas prendas de vestir equipadas con diversos sensores y actuadores; los primeros detectan movimientos humanos en tiempo real, mientras que los segundos proporcionan una respuesta háptica. Los datos se transmiten de forma inalámbrica a un programa de software que controla el robot y esto permite enseñarle una tarea claramente definida a través del ejemplo y la imitación.

En Japón, Toyota, KDDI Corporation y Accenture han desarrollado un sistema de asistencia al envío de taxis que predice la demanda, combinando datos de registros con predicciones demográficas calculadas a partir de Big Data. El proyecto en pruebas ya ha comenzado su despliegue en el área metropolitana de Tokio. Una tableta en el vehículo muestra en un mapa no solo la predicción del número de taxis ocupados, sino también el dato más reciente de taxis libres en cada zona. Los profesionales que utilizaron el sistema aumentaron su facturación un 20 %.

Volviendo a Alemania, Audi está utilizando la realidad virtual para crear el holodeck, una sala de aproximadamente 15 por 15 metros en la cual los prototipos de sus automóviles pueden mostrarse de forma virtual. Con unas gafas VR y dos controles manuales para interactuar, además de una mochila individual que contiene un potente ordenador, hasta seis personas pueden experimentar y moverse al mismo tiempo tanto por el exterior como dentro del habitáculo. El término «holodeck» procede de la serie Star Trek y es que al final, siempre, la realidad supera a la ficción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Robots, taxis y Star Trek