¿La encuesta? Buena para el PP


La encuesta que el pasado domingo publicó nuestro periódico ha sido, una vez más, asunto principal de reflexión por parte de todos los partidos políticos. Mientras unos se ven vencedores, aun sin serlo, otros no quieren amilanarse en el furgón de cola de las próximas elecciones. En todo caso, mi análisis personal difiere bastante del que ha realizado Ciudadanos, fundamentalmente. Porque en sus resultados no logro vislumbrar ningún atisbo de optimismo: en su mejor año suben cuatro puntos, nada más. Tampoco en el BNG que sube un punto cuando en teoría todo sopla a su favor. En Marea, lo mismo, y parece que ha tocado un techo que no volverá a repetir. Porque, reitero, nunca los tiempos han sido más favorables para la oposición. Del PSOE, qué puedo contar que no haya dicho antes. Baja 2,4 puntos, confirmando lo que algunos predicamos desde hace meses: el que gana las primarias es el peor candidato posible para el socialismo. Pedro Sánchez, una vez más, pierde estrepitosamente.

Por otra parte, el PP partía en esta encuesta como caballo perdedor. La corrupción y los juicios llevados a cabo no son el mejor caldo de cultivo para que crezcan sus votos. Y tampoco la posición tibia que en principio se ha tenido con la causa independentista catalana, aprovechada por Ciudadanos como auténtico maíz que engordase su granero electoral. Pero al PP, realmente, no le ha ido tan mal en la encuesta de La Voz de Galicia. Ni mucho menos. Estoy seguro de que Rajoy se daría por satisfecho con los resultados obtenidos. Y por dos razones fundamentales: al PP no le puede ir peor de lo que ya le ha ido y, segundo, cualquier cambio con vistas al futuro solo deparará buenos resultados. Quizá se pudo aprovechar la marcha del ministro de Economía al BCE para remodelar más carteras. Si no se hizo, se hará. El PP imagino que está aguardado el momento justo para acometer esa reforma que los votantes conservadores ahora mismo están aguardando: un nuevo liderazgo, al que solo puede aspirar un candidato con posibilidades de éxito (Núñez Feijoo).

Por lo tanto, concluyo. Que el PP pierda en el peor de sus años cuatro puntos electorales, es una buena noticia para los populares. El efecto Rivera ha tocado, como En Marea, techo. Ya no cabe mejora en sus expectativas. El PSOE, hundido. Y al PP, que ha tocado fondo, ya solo le cabe ir mejorando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

¿La encuesta? Buena para el PP