Cristóbal «Trumpiño» Montoro

Albino Prada
Albino Prada CELTAS CORTOS

OPINIÓN

01 mar 2018 . Actualizado a las 08:12 h.

Después de que el Tribunal Constitucional declarase que la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro suponía «la abdicación del Estado de sus obligaciones: de hacer cumplir con la igualdad y la progresividad en el deber de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos», el ministro ha sacado pecho y, ante las últimas movilizaciones de pensionistas, ha prometido rebajas fiscales que compensen la pérdida de poder adquisitivo del colectivo. Resultado: menos igualdad, menos progresividad y menos sostenimiento del sistema.

Porque tal rebaja no beneficiaría a la inmensa mayoría de los pensionistas, que ya están exentos del IRPF por sus escasos, y menguantes, ingresos. Pero, sobre todo, porque supondrá un nuevo gasto fiscal regresivo que lamina el sostenimiento del gasto público.

Sin embargo, es muy cierto que nadie debiera darse por sorprendido con aquella amnistía y esta rebaja, porque tanto PP como Ciudadanos tienen por escrito que los ingresos públicos desde ahora al 2020 no superarán el actual 38 %, y que nada se reducirán los ocho puntos que nos alejan de la media europea.