Gratificación inmediata


Probablemente no haya habido otro grupo en Galicia que representase mejor y de manera tan inmediata el «háztelo-tú-mismo» estandarte del punk que Aerolíneas Federales. Carentes de pretensiones profesionales, solo buscaban meter ruido en bares como el Satchmo de su Vigo natal.

En los cuatro años que pasaron hasta editar su primer disco, Silvino Díaz, Miguel Costas y Luis Santamarina (curtidos en grupos como Bar, Siniestro Total o Batallón Disciplinario), fueron dejando atrás sus influencias más punk (Buzzcocks, Undertones...) para tomar como referentes a The Revillos y The B-52’s al entrar en el grupo Rosa Costas y Coral Alonso, las llamadas Aerolinettes. Su sonido punk, pop, funk y ska, de guitarras potentes y melodías redondas, lo acompañaron en su debut homónimo de textos salvajemente divertidos (con títulos como No sé ligar, No me beses en los labios o Solo quiero divertirme), entre menciones al cantautor Gualberto, al domador Ángel Cristo o la película Grease (en su versión Vacaciones). Vale la pena dejarse llevar por ellos de vez en cuando: la gratificación es inmediata, como la que ellos siempre buscaron.

Votación
5 votos
Comentarios

Gratificación inmediata