Trump no quiere frío


Tuiteó el aburrido Donald que el invierno es el más frío en años en Estados Unidos. Y que no estaría mal una subida de unos grados porque, sostiene, lo del cambio climático es una trola de unos iluminados y a él lo que le gustaría sería vivir en Nueva York con la temperatura de Miami. Así logró el presidente estadounidense subir la temperatura de todo el planeta. Los exabruptos se escribieron en todos los idiomas y las descalificaciones llegaron por doquier. Mientras, Donald y Melania pudieron pasar una cálida Navidad. Nadie les recordó el disparate de los recortes en sanidad, ni las investigaciones por la supuesta corrupción en la campaña electoral ni, mucho menos, los intereses personales que se mueven desde la Casa Blanca a través de Jared e Ivanka. Una maquiavelada de manual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Trump no quiere frío