El latido de Arteixo


Profesor de la UDC

Si usted lee la palabra Inditex en un medio de comunicación lo más probable es que este en el marco de un texto dirigido o a inversores financieros o a consumidores de moda. Y esto suele ser así en todo el mundo. En todo el mundo, menos en un sitio: Galicia. Aquí es la principal fuerza tractora de nuestro desarrollo económico. Es empleo, es bienestar, es futuro. Claro que nos importan sus resultados financieros, pero mucho más nos importa el latido de su corazón, la vida que se respira en su central de Arteixo. Nos importan esos intangibles que solo aquí sabemos ver y que con toda seguridad se les escapan a los imberbes financieros de Londres. Aquí a Inditex la sentimos y la olemos. No se define en una hoja de Excel.

En todo caso, hace días algunos analistas recordaban que el clima seco que ha recorrido Europa podría haber debilitado sus cuentas. Bueno, también podrían haber concluido que Inditex tiene su core en el mercado más estable del mundo, Europa, y esto es un valor más poderoso que dos meses sin llover. Esas son las caras de una moneda. Finalmente, los últimos datos mensuales han mostrado un corrimiento de sus ventas: lo que no se compró en septiembre se adquirió en noviembre. Perfecto, aunque llevaría el análisis por otro lado. En primer lugar, el crecimiento futuro de Europa y Asia. Y en segundo, su plan de expansión en Estados Unidos.

Sobre lo primero, sabemos que el 2018 será un buen año para España y también para Europa central. Y el este de Asia se moverá en tasas similares a las actuales. Por tanto, ahí no se esperan nubes.

¿Y el mercado de Estados Unidos? Ese es el enigma. Lo tienen prácticamente sin explotar: menos de 90 tiendas frente a las 1.649 de Asia o las más de 5.000 de Europa. Es decir, si Norteamérica llega -que llegará- a ser tan potente como el mercado asiático, estaría generando un crecimiento orgánico superior al 20 %. Y eso no es lo natural. Lo esperable es que alcance niveles inferiores (la América profunda es poco amante de la moda), pero cercanos a Europa, es decir, que aporte crecimientos, sobre hoy, del 40 %.

Así pues, ¿qué nos queda de sus cuentas? Pues nos queda mucho Inditex.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

El latido de Arteixo