Tele de largo plazo


Saben bien los futboleros que un partido en diferido no tiene el mismo sabor que uno que se disfruta en tiempo real. Ni siquiera aunque el aficionado consiga mantenerse ajeno al marcador. Con los informativos ocurre algo parecido. El interés decae cuando se pierde la inmediatez. Ese efecto de acontecimiento efímero que proyecta la programación en directo explica por qué las audiencias de la emisión tradicional arrojan resultados distintos al consumo a la carta.

Telecinco suele ser, mes tras mes, la reina de los audímetros apoyándose en una programación que apuesta por muchas horas en directo, lo que le otorga un éxito incontestable con efectos inmediatos. Si algo quiere el espectador de Sálvame o de cualquiera de sus realities es ver cómo saltan las chispas en directo, pero pocos recuperan esos programas una vez concluidos. En las visualizaciones en diferido, su ficción emblemática La que se avecina se colocó el mes pasado como el programa más visto, pero, por lo demás, Atresmedia fue la plataforma líder entre las generalistas. Algunos programas de La Sexta o de Antena 3, con sus series a la cabeza, admiten mejor un consumo atemporal. Incluso RTVE adelanta a Mediaset en este terreno con programas que mantienen su vigencia a más largo plazo.

Votación
2 votos
Comentarios

Tele de largo plazo