Les sale muy barato


A muchos, con buena o mala intención, se les llena la boca hablando de prevención. Seamos serios: eso sirve para combatir negligencias, no para impedir que una pandilla de malnacidos provoque más de ochenta fuegos y cuatro muertos en un solo día. En marzo del 2015 se endureció el Código Penal pensando en los incendiarios que, de forma premeditada, ponen en riesgo vidas humanas. Aunque están previstas penas de entre diez y veinte años de cárcel, lo cierto es que nadie las cumple. Muy poquitos acaban entre rejas y lo hacen por períodos muy cortos. Extraño país este en el que sembrar el terror y provocar muertes, cachondeándose de la ley, sale tan barato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Les sale muy barato