Socialismo con futuro


MIembro del Comité Nacional del PSdeG-PSOE

Con la victoria de Pedro Sánchez, muchos electores de izquierda y centroizquierda vuelven a creer en el PSOE. Pedro ganó con una mayoría clara, inesperada por lo contundente. Los afiliados socialistas apostaron por un proyecto renovador y en clave de futuro que recupera autonomía y la participación de las bases. 

Pero, además, las primarias han rectificado dos decisiones nefastas para los socialistas. El derribo otoñal del secretario general y la posterior abstención sin condiciones al PP habían roto la tradición histórica del PSOE y nos alejaban de nuestro electorado. Con las primarias, el partido corrige estos graves errores y recupera credibilidad ante los electores. Las bases votaron en la misma dirección que lo haría el electorado socialista y de izquierdas, y de este modo el PSOE se reconecta. Cumplimos así con una condición necesaria, no suficiente, para la recuperación electoral.

El Gobierno de la derecha y los poderes conservadores desconfían e incluso se escandalizan con el triunfo de Pedro Sánchez. Su posición es puro cinismo político. Y lo es porque dicen defender el modelo constitucional y que les preocupa España, pero diseñan una hoja de ruta para el PSOE que conduciría a este partido al suicidio político. Aquel PSOE anestesiado con la abstención al PP, y moldeado por un grupo de dirigentes y poderes fácticos, constituía el peor camino para la fortaleza de los socialistas. Y todo aquello que supone debilitar al PSOE acaba dañando el equilibrio institucional que los conservadores dicen defender.

El PP y algunos poderes conservadores cuando atacan a Pedro Sánchez no lo hacen para defender un proyecto de España ni el bienestar de los españoles, lo hacen para defender su interés en mantenerse en el Gobierno. Porque saben que el PP sin el Gobierno no tendría el pegamento necesario para resistir la corrupción galopante que los inunda. Por eso, demonizan cualquier opción que pueda constituir una alternativa real de Gobierno.

Estas primarias dan una oportunidad de futuro al PSOE que debe perfilarse en el próximo congreso. Habrá que renovar ideas y personas de acuerdo al mandato de las primarias. En relación al proyecto, el PSOE no debe jugar a girar a la izquierda, sino a recuperar el espacio de izquierda que dejó libre y otros han ocupado. La definición de una política económica creíble que aborde los retos de desigualdad, desempleo y exclusión sin afectar al crecimiento constituye un eje vertebrador en el núcleo de la esencia de la socialdemocracia europea. Paralelamente, retos medioambientales, de innovación, de formación, entre otros, ocuparán un espacio en la nueva agenda de los socialistas. Y a la vez, el PSOE deberá abrirse a la sociedad para incorporar cuadros políticos diligentes y competentes y también para conectar con diversos sectores sociales, especialmente con los más jóvenes. Tenemos una oportunidad.

Por Gonzalo Caballero MIembro del Comité Nacional del PSdeG-PSOE

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos

Socialismo con futuro