De Soria a Panamá


No está la situación estos días para jugar con fuego porque hace demasiado calor, está todo muy seco y puede prender con facilidad. Por eso el exministro Soria ha decidido, a petición del Gobierno, renunciar a ese cargo en el Banco Mundial para el que tantos méritos reunía y al que había llegado después de dejar atrás a un sinfín de adversarios y superar diversas pruebas de enorme dificultad. El exministro tomó la decisión a la vista del barullo que se montó y en el que participaron dirigentes populares como Núñez Feijoo, Cifuentes, Albiol e incluso miembros del propio Gobierno.

No le falta razón a Soria cuando en su comunicado de renuncia dice que adopta la decisión por la desproporcionada «utilización política» del caso. Ha sido, efectivamente, una utilización política vergonzosa y obscena, pero no por parte de quienes nos oponemos al cambalache, sino de Rajoy y Guindos por usar sus privilegiadas posiciones para premiar a amigos caídos en desgracia. Sabida es la relación amistosa que mantienen con el dimitido; tan conocida como la forma en que justificaron el nombramiento, amparados en las mentiras a las que, por cierto, también se sumó todo un ministro de Justicia.

Soria cede en sus intenciones porque la situación se hizo insostenible en cuestión de horas. Panamá es un lugar paradisíaco que lo va a acompañar el resto de sus días y, como siga en la misma dinámica, también va a ser compañero de viaje de Rajoy. Soportamos los laureles y gratificaciones a Trillo, Wert y algunos otros, y todas las puertas giratorias inimaginables. Pero todo tiene un límite. Y lo que hasta ayer parecía posible, hoy ya no lo es. Como tampoco parece que pueda mantenerse por mucho tiempo esa actitud indolente del presidente Rajoy de tirar la piedra y aguardar a que se serene el agua del estanque. Ya no. Estamos saturados de engaños y chanchullos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos

De Soria a Panamá