Teléfonos móviles y coltán


El Extra Voz del domingo pasado (Red) dedicaba portada y páginas interiores al iPhone 7 de Apple, a punto de comercializarse, y a los aparatos fabricados por sus competidores (Samsung, OnePlus, LG, HTC, ZTE) que también se preparan para el lanzamiento. El mundo de los móviles está en continuo cambio, buscando mejores prestaciones que no paran de evolucionar.

El número de septiembre de Muy interesante trae un reportaje (El mundo oscuro de la tecnología móvil) que incluye un esquema sobre los elementos que se emplean en la fabricación de cada una de las partes de los móviles. Hay metales (Li, Mg, Al, K, Co, Ni, Cu, Ag, Sn, Au), no metales, tierras raras, etcétera. El tantalio (Ta) ocupa un lugar destacado, porque es un elemento imprescindible para la fabricación de condensadores electrolíticos, componentes esenciales de los dispositivos electrónicos muy compactos: teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, ordenadores portátiles, MP4.

El tantalio se extrae del coltán, un mineral metálico compuesto de columbita y tantalita, cuyo nombre se forma con las tres letras iniciales de los nombres de ambos compuestos. La extracción del coltán está ligada a la financiación de conflictos armados en República Democrática del Congo (RDC) y otros países, y a la explotación de niños que trabajan en las minas en condiciones inhumanas. El coltán se considera un mineral de sangre, como los diamantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Teléfonos móviles y coltán