El rumbo del PSOE


¿Se está alejando el PSOE de su propia historia, como sostienen algunos veteranos socialistas? No debiera ser así, pero es cierto que se registra una evolución en alguna medida desencaminada o desnortada, quizá porque se han desvanecido algunos principios pilares. Es seguro que el PSOE de Indalecio Prieto, Fernando de los Ríos o Julián Besteiro no coquetearía ni buscaría pactos con los independentistas ni se sumaría a cualquier protesta con el único requisito de que fuese contra la derecha o los no laicos. Ignoro a qué obedecen los extraños vaivenes actuales de Sánchez. Sabemos que quiere llegar al Gobierno como sea y que está dispuesto a pactar no se sabe qué con se ignora quiénes o cuántos, con el consiguiente riesgo de desconcertar a los suyos y desmovilizarlos. 

Sería bueno que, en medio de tan espesa niebla, se atisbase en el PSOE la clara determinación de que el puzle no le impedirá a Ulises Sánchez regresar a Ítaca. El juego es peligroso porque, en medio de tan procelosos mares, el líder puede perder el norte, la identidad y el Gobierno. Y entonces el PSOE podría salir debilitado o mermado de esta singladura. No es bueno, pues, que su único horizonte sea la conquista del poder. En realidad, debería suceder lo contrario y su llegada al poder debería ser la consecuencia natural de un programa público, inteligible y con muy amplio respaldo. El exalcalde socialista coruñés Paco Vázquez lo dijo un día con ironía y extrema claridad: «En política hay poco que inventar. Lo que hay que hacer es fijarse en quienes lo hacen bien y en cómo lo hacen ¡y a copiar!». 

Pero en España parece que nos da vértigo mirar hacia fuera y preferimos vigilar al contendiente y dedicarnos a copiar sus errores. Es lo que en sociología se llama «la ceguera voluntaria»,  que, como bien escribió Margaret Hefferman, explica las más insensatas reacciones humanas. ¿Qué va a suceder entre nosotros? Espero que nuestras cegueras voluntarias (en este caso, cegueras claramente interesadas) duren lo justo y agoten su carburante antes de que vayamos a depositar nuestro voto. También por el bien del PSOE, pero, sobre todo, por el bien de España, que últimamente habla extrañas jerigonzas políticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Tags

El rumbo del PSOE