Debe (colectivo) y haber (privativo)


Un mes más continuamos con nuestro desigual balance sobre la salida de la gran recesión. Por un lado la parte ancha del embudo: las ganancias y prosperidad de una pequeña parte de la sociedad. Por el lado estrecho del embudo, los retrocesos y deterioros para una buena parte de nuestros conciudadanos.

En la parte ancha, conocimos que Caixabank ganó el pasado año un 30 % más (800 millones) mientras el conjunto de los seis grandes bancos españoles ganaron en el 2015 unos 11.600 millones (lo que supone un 8 % más). Al mismo tiempo, la asociación de inspectores del Banco de España reclamó averiguar qué errores se han cometido en la supervisión de Bankia y de otras entidades que han supuesto un alto coste para los españoles.

Mientras ganaba en los últimos cuatro años dieciséis mil millones, Telefónica prescindió de una cuarta parte de la plantilla en Galicia. El beneficio neto de Endesa aumentó en un 15 % y el margen bruto de distribución de las grandes petroleras mejoró respecto al año anterior (ya son de media 17 céntimos por litro).

En esas y otras empresas las horas extraordinarias no pagadas alcanzaron un máximo histórico desde el 2008, y así pasaron del 39 % al 55 % de las realizadas. Esas horas equivalen a casi noventa mil empleos a tiempo completo.

Supimos que setenta y dos empresas cárnicas solo declaraban a Hacienda apenas un beneficio del uno por ciento. En una operación que movilizó a más de trescientos funcionarios de la Agencia Tributaria, fueron también detenidos el dueño y directivos de Vitaldent por defraudación fiscal, todos formaban un grupo organizado diseñado para eludir el pago de impuestos a la Hacienda Pública. Nos informan que el patrimonio de las sicav (incluidas dos de Vitaldent) aumentó un 30 % desde el 2010; en los tres últimos años las sicav nos han supuesto un coste fiscal de unos seiscientos millones (respecto a lo que pagarían por sociedades).

Mientras los de la parte ancha del embudo entraban a saco en nuestros bolsillos y evitaban que Hacienda entrase en los suyos, en la parte estrecha del embudo anotamos cómo en seiscientos mil hogares gallegos hay dificultades para llegar a fin de mes. Según el CIS, la confianza de los consumidores tuvo en enero la mayor caída de los últimos cuatro años. Los contratos temporales y a tiempo parcial alcanzan un nuevo máximo histórico, con una duración media cada vez menor. Según datos del Banco de España, el crédito a familias y empresas retrocedió en el 2015 a niveles del 2005 y la autoridad fiscal independiente pronostica que la hucha de las pensiones se vaciará en los próximos dos años. El Gobierno recortó en casi tres mil millones los gastos en dependencia durante esta legislatura, mientras uno de cada tres dependientes reconocido está desatendido. Y la espera media hospitalaria en la sanidad pública gallega supera el máximo legal de 60 días que marca la ley de garantías sanitarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos

Debe (colectivo) y haber (privativo)