Fuera investigados


Feijoo decide el cese en sus puestos de los delegados de la Xunta en Vigo y en Ourense, ambos investigados por la Justicia. Era necesario que el presidente del Gobierno gallego tomara esa determinación de una vez por todas para afrontar con éxito unas elecciones que, según él mismo ha reconocido, se presentan sumamente complicadas.

Ese gesto no va a ser suficiente, y debe continuar con su política de depurar las filas del PPdeG. Por ética y por estética, los cargos públicos actuales, y todos aquellos que se presenten en las listas a las venideras autonómicas, deben estar libres de la más mínima sospecha.

No basta lo de que «están siendo investigados pero no se encuentran condenados». Eso sirve para los que no aspiramos a vivir a cuerpo de rey representando a la ciudadanía.

Sería una forma de acallar a la gran coalición de todos contra Feijoo cuando en campaña, y ya ahora, le empiecen a recordar los casos de corrupción existente. ¿Por qué esperó tanto para proceder de esta manera?

Sus razones tendrá, pero mejor tarde que nunca. Infinidad de potenciales votantes del Partido Popular al Parlamento gallego dejarán de serlo si el máximo mandatario del partido en Galicia no limpia de corruptos, o presuntos corruptos, las filas de su formación. Sean quienes sean. Esto último es importante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
46 votos

Fuera investigados