Consecuencias de la guerra siria


Hace cuatro años, al calor de la revolución árabe, comenzó una revolución en Siria para derribar al presidente Bachar al Asad, lo mismo que habían hecho otros países árabes como Libia, Egipto o Túnez. Pero la cosa no fue tan sencilla, porque al Gobierno sirio le apoyaban Irán y Rusia, aunque con los rebeldes estaban Estados Unidos y Arabia Saudí, entre otros. Así, una guerra civil se convirtió en internacional. Al Qaida y el Estado Islámico se aprovecharon de la ocasión y ocuparon terreno empleando un terrorismo atroz. También los kurdos intervinieron en esta guerra compleja y desorganizada que el bando aliado pensaba ganar a base de bombardeos aéreos. El caso es que ahora acaban de descubrir que el enemigo no era Asad, sino los yihadistas. Así, el pueblo sirio sufrió las consecuencias horribles.

No se puede intervenir en una guerra civil desde el exterior.

¿Quién empujó a Estados Unidos a tratar de derribar a un Gobierno reconocido por la ONU?

Las consecuencias las paga la población civil, como estamos viendo.

Los refugiados huyen a los países vecinos primero (Turquía, Jordania y el Líbano), pero después, cuando estos países están saturados, el flujo migratorio busca países más lejanos (Europa) y podemos preguntarnos: ¿Qué pasaría si los europeos tuvieran que huir para refugiarse en los países árabes?

Además del problema humano, se plantea un problema de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Consecuencias de la guerra siria