El agosto económico español


Conocimos en agosto que el conjunto de las empresas del IBEX35 ganaron, en lo que va de año, unos veintidós mil millones, un 37 % más que el año pasado. Así, Caixa Bank obtuvo en el primer semestre un beneficio que casi duplica al del año pasado. El BBVA igual, pero sin el casi. Repsol ganó 1.250 millones, un 35 % más, y el Santander 3.200 millones, un 24 % más.

También supimos que los directivos de las grandes empresas del Ibex 35 vieron mejorar sus retribuciones en los primeros seis meses del año en un 13 %. Así, el presidente de una gran eléctrica ingresó en lo que llevamos de año unos ocho millones, y el de una empresa de comunicaciones se cobró cuatro millones en atrasos del año pasado.

Como vemos, son porcentajes que convierten en calderilla el anotado como crecimiento del PIB o del empleo. Y en una burla el comportamiento de los salarios, tal como se recoge en la encuesta de coste laboral del INE. Una empleada temporal del sector de limpieza declaraba a este diario: «Están pagando tres euros la hora, cuando antes pagaban seis, y normalmente son contratos de dos horas».

Quizás por eso desde importantes empresas del Ibex 35 se considera una grave amenaza cualquier cambio en lo que ellos llaman muy buena marcha de la economía española. Singularmente cambios derivados de las próximas elecciones generales.

Sin embargo, frente al resplandor de aquellas cifras, conocimos en agosto otras algo menos esplendorosas. Que las deudas de las familias con los bancos, por préstamos al consumo, aumentaron en junio. Que el deterioro en la percepción social de la calidad del sistema público de salud no deja de incrementarse. Que la ratio entre cotizantes y pensionistas cae a su nivel más bajo en 16 años. Que los ganaderos gallegos sucumben a la mano invisible del mercado lácteo. Que Peugeot-Citroën prepara un ERE para su planta de Madrid.

También conocimos cómo desde el 2012 unas cien mil personas dependientes habrían fallecido sin que se les hubiesen reconocido sus prestaciones, o que con lo presupuestado para el año 2016 se necesitarían 25 años para completar la cobertura de la dependencia. Hechos que se han denunciado ante la Fiscalía General del Estado.

Yo no me atrevería a incluir lo que antecede en lo que se llama buena marcha de la economía y del consumo. Tampoco me parece que lo sea el que dos compañías se vengan repartiendo los viajes del Imserso desde hace 20 años. O que, según informaba este diario, el oligopolio bancario (los cinco mayores, que copan aquí el 58 %, en Alemania solo el 32 %) avanza en España a todo tren.

Tampoco parece muy buena marcha que sea ahora cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores multe a Bankia y Cataluña Bank por vender preferentes a precios irreales. O que en lo que llevamos de año los inversores privados en la empresa pública AENA hayan podido ganar tres mil seiscientos millones. O que los nuevos gobiernos autónomos declaren haber heredado deudas impagables, mientras nuestra deuda pública sigue imparable hacia el 100 % del PIB, o que? (continuará).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El agosto económico español