Ganó el «hasta aquí hemos llegado»


Los partidos tradicionales pagaron en las urnas la suma del hartazgo por los casos de corrupción (y su mirar para otro lado) por el desempleo, por la desigualdad galopante y por los recortes. Todo sumado fue un lastre demasiado grande como para ponerse a evaluar la gestión de los alcaldes en ejercicio. Algunos de ellos pagaron ayer los platos rotos de sus jefes. Como sucedió en el 2011, cuando el PP barrió a los gobiernos locales socialistas, Galicia volvió a votar en clave estatal, pero en esta ocasión cedió su confianza a otros actores, visto que ni PP ni PSOE terminaban de atender sus plegarias. Ganó, ya no el desencanto, sino el «hasta aquí hemos llegado». La nueva política se impuso a la vieja política salvo contadas excepciones, y allí ganó la visión hiperlocalista de sus alcaldes, como en Arteixo, Vigo, Pontevedra, Oleiros o Narón. Si la llamada vieja política se consuela con que ayer tocó fondo, incurrirá en otro error. Es lo que tendrían que tener claro Rajoy y Feijoo, Sánchez y Besteiro, y Vence. De poco valió que PP y PSOE apelaran a la estabilidad, a huir de experimentos. O no supieron interpretar o no quisieron escuchar lo que se hablaba y sufría a pie de calle, confiando quizás en que in extremis el votante se decantaría por lo malo conocido. Entre el «o nosotros, o el caos», muchos gallegos se decantaron por lo segundo, esperando que lo segundo no sea el caos, claro. Está por ver si, como defendían hasta ayer los partidos tradicionales, acaba siendo el caos (ya se sabe qué fue de los bipartitos) o se abre una nueva época en la que el gobierno para todos no se queda en un eslogan sin contenido. Los nuevos actores tendrán ahora que demostrar que las miles de personas que les han confiado su voto no se equivocaron. Les queda hacer lo más difícil: gobernar. La marea de indignación de tantos ciudadanos gallegos debe verse traducida en una marea de buena gestión municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos

Ganó el «hasta aquí hemos llegado»