Los mundiales son para el verano


Así es. Los mundiales son para el verano, en el hemisferio norte. No recordamos unos mundiales de fútbol en los que no haya rodado la pelota con calor en Europa. Pero la FIFA es uno de esos entes que funcionan como les place. O eso parece. Y, después de adjudicar la contrata (el negocio fabuloso) de los dos próximos mundiales a Rusia (2018) y a Catar (2022), ahora se han dado cuenta de que igual ninguna de las dos decisiones va a salir rodando con la facilidad de un balón. Fue elegir Rusia y empezar el lío en Ucrania. Fue elegir Rusia y comenzar el rublo a desplomarse por la política de Putin de ordeno y mando. Veremos si la FIFA antes del segundo lío que ha montado con Catar no se encuentra un problema mayor con un boicot de los países de la UE al mundial en casa de Putin. Pero, mientras que esto es política ficción, lo de Catar es muy serio. Este mes tomarán una decisión que está siendo un reguero de pólvora. ¿Será una decisión definitiva? Y es que el segundo lío en el que se ha metido la FIFA es darse cuenta tarde y mal de que en julio en Catar se puede llegar a temperaturas de cincuenta grados. ¿Se imaginan jugar al fútbol con cincuenta grados? Estupendo para ver arder o evaporarse a los jugadores en el campo, pero no para disputar un título mundial La solución que han propuesto y se debate también con mucho calor es llevar el mundial a noviembre-diciembre, con final el 23 de diciembre. Las ligas han puesto el grito en el cielo. Pero Blatter es mucho Blatter. Y su idea de debatir tiene poco que ver con la de un Parlamento normalizado. A ver qué pasa. ¿Habrá parón en las ligas y mundial antes de las uvas?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Los mundiales son para el verano