Lo desquició un patético


Cuando un presidente del Gobierno pierde las formas como lo hizo Rajoy, todo indica que debe abandonar el timón de nuestra varada nave. Sus descalificaciones hacia el secretario general del PSOE no son de recibo. Este lo sacó de sus casillas, y reaccionó con una rabieta. ¿Patético Pedro Sánchez? En absoluto. Para ser su primer debate estuvo más que notable. Desquició a un presidente que nos ofreció el único discurso que le resultaba posible. El discurso de la macroeconomía. Esa parte de la ciencia económica ciertamente importante, pero que tan poco incumbe a corto plazo a los dos millones de familias con todos sus miembros en paro, por no hablar de los desahuciados. Sánchez, con desparpajo y soltura, fue desmontando todos sus argumentos, poniendo de los nervios al presidente. A pesar de su displicencia con el socialista, nadie le llamó la atención. La presidenta del hemiciclo en funciones, Celia Villalobos, estaba dedicada a cosas más importantes. Su partida de Candy Crush no podía hacerse esperar. Eso sí que fue patético.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
109 votos

Lo desquició un patético