¿Eres de los ochenta o de los noventa?

César Casal González
César Casal CORAZONADAS

OPINIÓN

14 feb 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Escuchas la pregunta. Y te quedas congelado. Lo primero que piensas es: ¿Para qué elegir? Las dos décadas tienen momentos gloriosos, el caso es haberlas vivido y contarlo. La nostalgia es una miel con su punto de veneno. Los dos amigos están en una cafetería de esas que parecen rotas a propósito. Hablan sin parar. Se preguntan por el mejor disco de los noventa. Tu cabeza se para en una imagen poderosa. El mejor disco de los noventa es Nevermind, de Nirvana, pero por la portada del disco con ese bebé que bucea en el agua hacia la tentación del dólar que cuelga de un anzuelo. ¡Qué resumen del ser humano! Imagen que luego copiarían los Simpson, con Bart en el papel de bebé y un dólar en el papel de un dólar. Como si rebobinasen una cinta de casetes, los dos hablan ahora de los ochenta. ¿Otra vez música? No, otra vez una foto (el poder de lo visual). Una luna llena gigante y una bicicleta que flota por el aire con ET tapado en el manillar. Los dos ponen de pronto su radar en España. Los ochenta en España: «Qué movida y Tierno Galván. Los ochenta en España es el kitsch imbatible de la mascota del Naranjito en el Mundial del 82, toma ET hispano». Ahora que todo vuelve y los libros como Yo estudié EGB arrasan, da gusto oír cómo dos colegas retornan al pasado. Los niños de la Educación General Básica son ahora los padres del siglo XXI. Lo peor de ponerse a recordar es que ya falta gente. Faltan rostros en el aula. Hay huecos en el recreo. Pero siempre alivia ponerse a hacer listas para no sufrir pasando lista. ¿La mejor película de los primeros noventa?: Le llaman Bodhi, aunque Patrick Swayze ya no esté.