Veinticinco años atrás


Un cumpleaños es la excusa perfecta para poner el retrovisor y empezar a encadenar batallitas. Antena 3 sucumbió a esa humana tentación al celebrar sus 25 años de existencia, lo que permitió al espectador recuperar del disco duro de la memoria recuerdos de cómo era entonces la televisión.

Grandes momentos como el enfado de Paco Umbral y el «yo he venido aquí a hablar de mi libro»; el tenso primer debate electoral entre González y Aznar; la leyenda urbana de Ricky Martin y la mermelada en Sorpresa, sorpresa; Isabel Pantoja confesándole a Nieves Herrero que su casa era su cárcel. Era una época en la que la oferta televisiva era menor y su consumo, un fenómeno más gregario. Herederos todavía del monolítico UHF, los programas generaban una empatía colectiva hoy inimaginable. Era el caso de El gran juego de la oca. Cada semana ejecutaba flashmobs que ponían a 15.000 espontáneos a bailar en la Plaza de España de Sevilla, lograban desamarrar la flota de la ría de Bilbao para que un concursante saltara de barca en barca hacia la otra orilla o conseguían montar una cadena humana alrededor de la muralla de Ávila.

Eso solo lo explican las audiencias galácticas de aquel momento. El último capítulo de Farmacia de guardia lo vieron 11,5 millones de personas. «¡Quién los pillara!», deseaba este viernes Paula Echevarría, que hoy sube con Velvet a lo más alto del podio dividiendo la cifra entre tres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Veinticinco años atrás