Macroeconomía y realidad


Si días atrás el presidente del Gobierno aseguró ante lo más granado del empresariado español que la crisis era historia, su euforia ha tardado tan solo cuatro días en atenuarse. Ahora la recuperación no es completa, debido a que no llega a todos.

¿Qué le pasa a Rajoy para argumentar así? La crisis está plenamente instalada en España, y, a pesar de lo que se nos quiere hacer creer, tardará todavía años en abandonarnos. A los millones de pobres que tiene este país que la prima de riesgo ande en mínimos aceptables les importa más bien poco. Exactamente lo mismo que las cifras macroeconómicas. Los que no llegan ni a mediados de mes reparan más en las cifras microeconómicas, y esas hace tiempo que no nos dan la más mínima alegría.

Sus palabras respecto a que la época de vacas flacas ya son pasado, son un insulto a una ciudadanía que en un gran porcentaje está pasándolas canutas.

¿Dónde están esos jefes de gabinete tan magníficamente retribuidos cuya principal misión es supervisar los discursos de sus jefes? Que se entere el presidente que España va mal. Irá bien para unos pocos, pero para los de siempre va peor que nunca.

Le digo lo de tantas otras veces. Pise acera, señor Rajoy, y bájese del guindo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
85 votos

Macroeconomía y realidad