No es olvido


Desgraciadamente, hay muchas noticias que llevan a la preocupación. Pero, ¿cuál puede dar tanta congoja como saber que a nuestro lado hay niños que se marean en clase porque no comen? No hay madre o padre que se olvide del desayuno o la merienda de su hijo. El problema es cuando resulta imposible dárselo todos los días. Por eso sobran los recortes en Educación. Y es ahí donde se echa de menos al Estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

No es olvido