TVE alimenta el independentismo catalán


La Diada y su cadena humana de adultos, ancianos y niños cubriendo la Diagonal catalana marcó el más sublime e irresponsable delirio de TVE en su espoleo al independentismo en Cataluña.

Conexiones en los telediarios, programas de actualidad y canal 24 horas; entusiasmo en los periodistas por el civismo de la cadena y la simpatía de los niños a los que sus padres usaron de señuelo para sus fines secesionistas; día de fiesta campestre entre los responsables de Televisión Española. Me refiero al presidente, al consejo de administración y a su director de informativos, pusilánimes y en manos de los independentistas con los que CiU y el tripartito trufaron TVE, mientras se ocupaban con celo de que la plantilla de la Corpo (Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals) fuera afín a la secesión.

Bastó que un periodista como el editor político de la BBC Brian Taylor buscase las vueltas en una entrevista en directo al líder independentista escocés Alex Salmond hasta hacerle caer en la mentira y la contradicción para que la expectativa de voto del independentismo escocés cayese del 50 al 30 % y siga descendiendo.

Aquí, por el proceder de TVE, cada vez que se ocupa de Cataluña aumentan los independentistas, cunden la soledad y el desánimo entre el resto de los catalanes que se consideran españoles y provocan enfados a los demás connacionales. Todo un éxito para los cándidos y barbilampiños jefecillos que pueblan las redacciones de TVE sin saber por dónde les da el aire.

Alguien que ya no puede ser ni el presidente ni el director de informativos debería decirles que en esto de la unidad de España TVE tiene que ser defensora y nada equidistante.

Se quejan con razón intelectuales y líderes de opinión que defienden el artículo 1.º de la Constitución de que TVE silencia sus declaraciones cuando las hacen en foros públicos, y que no programa ningún debate serio y semanal, dirigido en prime time por un periodista de prestigio de la transición, con políticos, empresarios, académicos, deportistas, etcétera, que atempere conciencias, articule voluntades, construya puentes y consensos, e impulse soluciones contra la secesión.

Mientras los ocho canales de TV3 y las radios de la Corpo son máquinas de fabricar independentistas y triturar España, TVE sigue disculpándose con CiU por no haber valorado debidamente la Diada del 2012, se suma a la fiesta por la secesión y no trabaja contra la manipulación y la mentira histórica fabricada para engañar al pueblo de Cataluña. España inánime.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
110 votos

TVE alimenta el independentismo catalán