F(j)uegos de artificio


Hacen una reflexión en la radio que llama la atención. Es muy interesante y tiene que ver con estos tiempos de vértigo que nos toca vivir. Todo parece que sucede a la velocidad de Cristiano Ronaldo picado. No hay término medio. La actualidad multiplicada por el eco de Internet hasta el infinito y más allá hace muy difícil la reflexión que debía caracterizar a la mente. Dicen en la radio que un debate sucede a otro por culpa de lo encendido de las afirmaciones que hacen las partes. Es pura pirotecnia verbal que salta por los aires y no deja poso. Y ponen un ejemplo revelador. Al principio lo importante era los desahucios y los desahuciados. Pero pronto el debate mudó y la disputa pasó a ser sobre los escraches y su conveniencia. Todo el mundo se puso a opinar sobre las protestas y casi ya daba igual el motivo por el que hacían las protestas. Pero entonces algún político dijo lo del nazismo y otra vez el debate saltó turno. Los escraches pasaron a un segundo término y lo importante era ahora el nazismo de las protestas o los políticos que hablan de nazismo. Nos hace falta aquel revelador que fijaba una imagen, una sola imagen. A la velocidad que vamos, ¿hacia dónde vamos?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

F(j)uegos de artificio